fbpx

Para tener éxito en el mundo del deporte no solo se necesita talento, es muy importante tener disciplina. Hay que ser constante con el fin de alcanzar buenos resultados. Por lo tanto, para desarrollar y mejorar la capacidad y el rendimiento físicos, es necesario contar con un buen programa de entrenamiento.

También es muy importante tener en cuenta para qué deporte se está entrenando o con qué finalidad, para seleccionar los ejercicios o tipos de entrenamientos más adecuados.

Des de la Escuela de Rendimiento Profesional (2020), dividen el entrenamiento deportivo en 5 tipos:

  • Entrenamiento de Resistencia: También llamado entrenamiento aeróbico, ayuda a desarrollar la energía y a fortalecer las funciones cardiovasculares. Dentro de este tipo de entrenamiento encontraríamos correr, nadar o entrenar a intervalos largos.
  • Core: El entrenamiento del core (la parte central del cuerpo) es esencial, ya que es del core de donde proviene la fuerza que generan los brazos y las piernas. Con diferentes rutinas de core, se conseguirá tonificar el abdomen y fortalecer la zona de la espalda.
  • HIIT (High Intensity Interval Training o entrenamiento interválico de alta intensidad): El entrenamiento HIIT es un tipo de entrenamiento de alta intensidad. Se basa en la realización de sesiones cortas con series de entre 20 segundos y 4 minutos de ejercicios de intensidad alta. Es considerado uno de los métodos más efectivos para mejorar el rendimiento y quemar grasas.
  • Entrenamiento de Fuerza: Los programas de entrenamiento de fuerza tienen como principal finalidad desarrollar la potencia explosiva y la resistencia muscular, es decir, aumentar la cantidad de fuerza que el músculo puede producir. Con ejercicios de fuerza se conseguirá tonificar el músculo y disminuir la cantidad de grasa.
  • Funcional: Como bien nos cuenta el Instituto de Ciencias de la Salud y la Actividad Física:

el Entrenamiento Funcional de Alto Rendimiento es un método de entrenamiento funcional que se caracteriza por tratarse de una disciplina muy depurada, completa y contrastada científicamente, enfocada a conseguir resultados positivos en todos los aspectos de la vida del atleta que la practica. (¿Qué caracteriza el entrenamiento funcional de alto rendimiento?, 2019)

Con el Entrenamiento Funcional de Alto Rendimiento se trabajan tanto la fuerza, la velocidad, la resistencia y la potencia, como la agilidad, el equilibrio, la estabilidad y la coordinación.

 

¡Tampoco nos olvidemos de que es imprescindible descansar y relajarnos para poder recuperar energía!

 

 

Referencias bibliográficas: